Todo comienza cuando en el 2013, la madre de Taylor, Tina, lo llevó al hospital después que su hermana se dio cuenta que en algunas de las fotos tomadas de cerca a la cara del niño, mostraban un brillo algo blanco y extraño en los ojos del pequeño. Pues esa reflexión blanca y aparentemente inocente, resultó siendo retinoblastoma o Cáncer de ojo. Al ser examinado en el hospital, los doctores detectaron que era un cáncer agresivo que ya había causado un gran tumor en el ojo derecho y tres tumores más pequeños en el ojo izquierdo. Los doctores pudieron salvar su vida, aunque debido a lo avanzado de la enfermedad en niño perdió el ojo derecho. Al parecer el flash de la cámara o de un teléfono inteligente puede hacer que se detecte con facilidad esta enfermedad. ¡Comparte esto!

bebe1
familia
bebe2
bebe3

fuente: youtube

¿Te gustan nuestras historias? DANOS UN “ME GUSTA” Te prometemos traer más



¿Te gusto el video?
!COMPARTELO!

Dale clic a FACEBOOK o Twitter y Comparte esta historia

Queremos saber que piensas de este Articulo, Escribe tu Comentario!